Amour

(Dirigida por Michael Haneke – Austria/Francia/Alemania 2012)

Amour Jean-Louis Trintignant

Empatía

Esperanza

Confianza

Lucha

Voluntad

Respeto

Gratitud

………..¡AMOR!

Georges (Jean-Louis Trintignant) y Anna (Emmanuelle Riva) son una pareja de ancianos en cuya vivienda se respira música, el piano es la pasión de ambos.

Con el paso de los años, a Georges se le ha dado por contar sus historias del pasado. Anna disfruta escuchando las aventuras infantiles y adolescentes de su marido. Y es que él tiene una forma de contarlas que engancha ya que gesticula, verbaliza y recrea cada palabra. Es como si volviera a vivir aquella anécdota que va narrando.

Para ellos cada momento, cada instante juntos implica un respeto y confianza mutua, por eso es que han llegado hasta la vejez juntos sin peleas, sin sacarse en cara reproches. Los doctores le descubren la carótida obstruida a Anne y de inmediato la operan. No es un éxito la operación porque como resultado ella sale con todo el lado derecho del cuerpo paralizado. A partir de este instante, cambia la vida de los ancianos, Georges comienza una lucha por cuidar él solo a su amada Anne. Le pueden faltar las fuerzas, le puede ir abandonando la paciencia, pero jamás el AMOR.

Amour Emmanuelle Riva

Ver “Amour” es como escuchar una canción de amor (la más intensa y a la vez la más suave), es como admirar una pintura (la de los colores tristes y por momentos alegres), es como entender finalmente que amar implica comprender que ese ser al que queremos es tan humano como nosotros (y tiene dentro de sí las mismas ganas de vivir como uno).

Haneke es un detallista al máximo, cada escena y diálogo son bien cuidados. Las actuaciones y la química entre Trintignant y Emmanuelle Riva son excelentes. Se entregan totalmente a su papel. El tema de la película: la vejez es un tema que muchas personas no quieren abordar, mucho menos el tema de los sentimientos, Haneke se atreve y triunfa, precisamente porque nos muestra la vida real en nuestra cara. Todos vamos a llegar a ser viejos y luego a morir. Es la ley de la vida. Vivimos tiempos de crisis de valores, las sociedades parecen caerse por su egoísmo, es momento de rescatar lo mejor de los seres humanos y empezar una nueva historia positiva para la humanidad.

¡Comparte!

Comentarios

  1. dice

    Suena muy bien. Me encantaría verla. Yo tengo una simpatía especial por los mayores.

    Es sorprendente que no discutan entre ellos, yo todas las relaciones humanas que he tenido, en casi todas he encontrado conflicto ¿soy solo yo? me encantaría vivir una relación así.

    Saludos David.

    • David Cotos Espinoza dice

      Beatriz:

      Siempre se van a dar momentos de conflicto, nada es perfecto en esta vida, sin embargo en la medida que hay respeto y confianza mutua y comunicación se minimizan las posibilidades de malos entendidos.

      Saludos

      David

  2. dice

    La verdad es que es posiblemente uno de los cineastas mas lentos y tediosos que existen. Por lo que digamos, que si te gusta, como es mi caso. Automáticamente imagino que entro en el subgénero de los raritos, que por cierto siempre me he hartado de criticar. Pero es que este, siendolo, lo hace realmente bien y consigue lo que otros ni se acercan. Saludos

  3. dice

    Otra crítica que me entusiasma. Y más que eso, porque no es simplemente una crítica, sino también un resumen del modo que muchos tenemos (me incluyo) de ver las relaciones humanas. Puede sonar cursi, pero el amor es la fuerza que todo lo puede. Sin ir más lejos, yo lo noto en algo más que sencillo: el amor me hace levantar todas las mañanas con una sonrisa. Y cuando sé que no estará ahí, bueno, me cuesta más levantarme.. es tonto, pero me sucede.

    Saludos.

  4. dice

    David, el director, los actores, el argumento que nos reseñas son ingredientes suficientemente seguros y de calidad para no perderse esta película. La pondré en mi lista para verla en estas fechas de Navdiad.
    Gracias por compartir.
    Un abrazo

  5. dice

    Bueno, parece realmente interesante. Desde luego ha despertado mi curiosidad. Primero lo del piano y la música que lo comparto y, luego, una sensacional historia de amor de las que yo quiero creer que hay más de lo que parece.
    Saludos.

  6. dice

    Excelente tema, no siempre se trata el amor y todas las complicaciones que se viven a esa altura de nuestras vidas.
    Un placer leerte David, te dejo un fuerte abrazo, buen fin de semana!
    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨¨★
    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨**
    ¨¨¨¨¨¨¨¨¨*o*
    ¨¨¨¨¨¨¨¨*♥*o*
    ¨¨¨¨¨¨**o**♥*o*
    ¨¨¨¨¨**♥**o**o**
    ¨¨¨¨**o**♥***♥*o* “
    ¨¨¨*****♥*o**o****
    ¨¨**♥**o*****o**♥**
    ¨******o*****♥**o***
    ****o***♥**o***o***♥ *
    ¨¨¨¨¨____!_!____
    ¨¨¨¨¨\_________/¨¨¨@

  7. dice

    Es una galardonada película y una historia decente, más que eso, tiene el elenco Isabelle Huppert, que me hace gustar aún más. Espero tener la oportunidad de verlo pronto! Buen domingo! :)

  8. dice

    Ante el excelente comentario de esta película, vienen a mi memoria El estanque dorado, de Mark Rydell, con Henry Fonda (su última película) y Katharine Hepburn, o la pesimista El matrimonio, de Claude Lelouch, o la triste Sarabanda, el epitafio de Ingmar Bergman. Poco cine se hace sobre el amor en la senectud. Es de suponer que no es comercial, no hay atractivos desnudos ni nada de eso. Pero hay mucha reflexión. Casi siempre pasa que cuando la vida se acerca a su fin, es cuando la persona realmente encuentra lo que es vital y esencial de la vida, el verdadero sentido que pudo haber tenido lo vivido. Pero es un encuentro más allá de lo cognitivo, es un encuentro de percepción y del sentir. No es solo decir lo del amor, es sentirlo desde y hacia adentro. Saludos!

  9. dice

    Buenas noches David

    Gracias por tus palabras de consuelo, tu apoyo en estos momentos es bueno saber que hay amigos que en momentos difíciles están hay
    Buenas noches amigo
    Un abrazo

  10. dice

    Olá David!
    A sua resenha me cativou. Este filme deve ser maravilhoso. Eu cresci com contadores de histórias que as faziam encantadoras pela sua maneira de criar e relembrar e pela música, sempre presente. Obrigada pela dica! Besos, saludos!

  11. dice

    ¡Hola David!

    Felicidades por este sensacional texto o reseña sobre esta película, lo has narrado excepcionalmente, me encanta. ¡Daría algo por verla!
    Y no es que, no me hayan gustado las anteriores eh!!! Pero esa relación tan bonita tan tierna me ha conmovido. Pienso en mi pareja que lindo ha podido ser y no es. Él ya se fue para no volver.
    Gracias David, por acariciar mis sentidos con tus letras que hablan amores perennes que caducan solo con la muerte.

    Te dejo mi gratitud y mi estima siempre.
    Un abrazo y se muy feliz.

  12. dice

    Uno de los mejores filmes del año, nuevamente Haneke nos entrega una obra maestra, ya con la cinta blanca. Los premios y nominaciones que ha recogido son muy justos. Una maravilla así clara pero llena de inteligencia. Un abrazo.

  13. dice

    Una película con muy buen argumento.
    No la he visto, pero haré por verla.
    En el amor está la clave de todo, en recuperar todos los valores que hoy en día parece que van desapareciendo en esta sociedad tan abrumadora.
    un abrazo, David.

  14. dice

    David,
    Deve ser uma lição.
    . Desejo que você tenha um ótimo Natal, cheio de alegrias, harmonia e tudo que a nossa Caixinha de sonhos nos faz acreditar. Que esse Novo Ano que se aproxima seja uma porta aberta para novos sonhos, renovações de fé e muita Paz para o nosso mundo. E nosso caminho esteja junto em 2013.

    Beijos

  15. dice

    ESta película, con una actuación magnífica de Jean-Louis Trintignant, me hace recordar un libro llamado Envejer no es deteriorsarse, y La vejez de Simone de beavouir. Quizás nadie como Haneke, para recoger en el cine, el alma de los seres humanos en edad provecta. Saludos. carlos

  16. dice

    No es tan fácil ver esta película, nos acecha un resquemor de como lo haría yo en un caso similar, pero indudablemente los actores, lo consiguen. Despliegan el amor, en toda su maravillosa dimensión, me refiero a la indefensión de las enfermedades, que es cuando tenemos la guardia baja, ya no somos guapos, ni arrogantes, ni ganadores, simplemente somos y ahí el amor te rescata y te engrandece hasta hacernos absolutamente trascendentes, un abrazo desde Chile, amigo David,

  17. dice

    estos personajes nos muestran la vida de muchos que en estos días solo tienen el amor para sobrevivir, recuerdo la plenitud de estos dos grandes actores…

    podrias mostrar algun trabajo de Milene Demongeot? saludos

  18. dice

    He visto la película. Haneke me entusiasma por el detalle de cada plano, por la observación constante del momento, por las situaciones creadas. Amour es una gran película, con unos grandes intérpretes. Una puesta en escena impecable y con un guión adecuado. Es un canto al amor a la vez que es un manifiesto de la muerte. Nacer y morir van parejos. La decadencia es el peor mal que se puede esperar cuando se es anciano. Al verla, al recordarla, el alma se encoge y se piensa de inmediato en un “testamento vital”, luego como tantas cosas se olvida de hacerlo. Recomiendo verla a toda clase de público y vivir una realidad.Un saludo

  19. dice

    Nunca he ocultado mi recelo por la manera como los académicos del Óscar, otorgan los premios en las categorías que convoca este certamen cinematográfico. Como dice pedestremente, mi filósofo de cabecera, “se escachan”, y -naturalmente- se ha vuelto consuetudinario que la mejor película, no sea la que los cinéfilos asumen como merecedora a tal galardón, ni que el mejor director, tampoco coincida con las apetencias del publico, ni el mejor actor, sea aquel que -quienes se sientan a ver cine con un espíritu ritual – consideran que debe destacarse.

    Lamentablemente, el Óscar, se vino en picada por la influencia comercial, el jaez farándulero de la entrega de los premios, que se sobreponen en la mente de los jurados, a un juzgamiento de carácter estético y de arte, de las películas, los directores, los actores y demás rangos que se glosan en este evento.

    Sin embargo, hay un alivio en la calficación de la mejor película extranjera. Quizás haya menor presión en el jurado, para tomar una decisión más aplomada, y se logren milagros, como el de este año, que le dio el galardón a la mejor película extranjera, al filme, Amor, del austríaco Michael Haneke, que devela la relación amorosa de una pareja de octogenarios. Uno se queda abismado, con esta película tan completa (no le falta ni le sobra), que en un tono intimista, mirada teatral, introduce la cámara en el apartamento de este par de músicos jubilados, interpretados magníficamente, por Jean-Louis Trintignant (georges) y Enmanuelle Riva (Anne), que entre conciertos, la camaradería del hogar, con el palique familiar, y el comentario de libros, se afirman y se acercan más en el disfrute de su vejez.

    Pero la enfermedad de Anne, habrá de romper esa felicidad de viejos. Enfermedad progresiva, que postra a la mujer en cama y a una silla de ruedas. Y le ataca lo que en ella es facundia: el habla. Y además sufre, y se queja seguidamente, efectos de la parálisis galopante. Para Georges, lo devela su angustia interior, y las conversaciones que sostiene con su hija sobre la enfermedad de Anne, que le duele enormente el estado lamentable de su mujer. La película es de una fotografía sepia bella, con cámaras de lente amplio que escudriñan el dolor que se filtra por todos los costados del apartamento de los dos octogenarios.

    En estas historias de amor, que tienen un final que conlleva al cuestionamiento sobre decisiones trágicas para cortar el sufrimiento de la pareja acuciada por el dolor invencible, e irremediablemente destinadas a la muerte, en materia de edad, Betty Blue, la película de Jean-Jacques Beineix, sería la antítesis de la cinta de Haneke: amor entrañable en una pareja, relativamente joven, donde tambiél él, no resiste el sufrimiento de ver a su Betty, sometida al embate de la medicación para mantenerla drogada, y no se cause más daño físico, por la enfermedad mental que la acosa, y termina como en Amor de Haneke, ahogándola con la almohada. Más puede el amor que el sufrimiento del otro

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>