La Gran Belleza (La Grande Bellezza)

(Dirigida por Paolo Sorrentino -  Italia/Francia 2013)

the-great-beauty

De pequeños a esta pregunta, mis amigos siempre daban la misma respuesta: La pepita, pero yo respondía, el olor de la casa de los viejos. La pregunta era: ¿Qué es lo que realmente te gusta más en la vida? Estaba destinado a la sensibilidad, estaba destinado a convertirme en escritor, estaba destinado a convertirme en Gep Gambardella.

Roma, imágenes de la ciudad, un coro, se escucha “I lie” de David Lang interpretado por Torino Vocalesemble, turistas japoneses, jardines, ancianos, fuentes, monjas, conventos, el Coliseo. Ésta es la primera escena, esta realidad de Roma es la que se conoce a nivel mundial, esta es la Roma diurna que conocen los turistas.

Cae la noche.

Roma, una terraza, una fiesta, gente mayor bailando música electrónica, alcohol, gente bella y joven, lujuria, bailarinas sensuales, gente bella. La belleza externa, la Roma que conocen sus locales. Pero no cualquier local, es la fiesta de cumpleaños de Gep Gambardella (Toni Servillo), hace su aparición, una mujer obesa, pseudo-celebridad de la televisión italiana sale de una torta inmensa, tiene un número en los senos, 65 son los años que Gep está cumpliendo y la celebración es en grande. Los invitados desinhibidos bailan como en un trance, al ritmo de “Mueve la colita”. Provoca estar en esa fiesta, es tanto el disfrute de los personajes que te dices a ti mismo “quiero ser rica, bella y rumbear hasta el amanecer, quiero esa vida de jet set”.

La gran belleza

Gep es escritor, se dedica a celebrar la vida junto a sus amigos intelectuales, artistas, escritores, actores de teatro. Se reúnen y mantienen conversaciones interesantes y profundas sobre la vida, la política, el arte. Son una elite de la cual quieres formar parte, pero en el fondo sabes que eso le toca sólo a los que tienen algún talento particular. Gep escribió un libro que todo el mundo admira, que lo convirtió en ícono de la literatura contemporánea italiana. Pero Gep lleva  40 años sin escribir un libro nuevo. Gep anda en búsqueda de algo, un significado, un cambio, un no sé qué, para poder así, escribir algo nuevo. Él mismo se describe como sensible, y por eso estuvo desde pequeño destinado a ser escritor. A pesar del mundo frívolo que lo rodea, Gep es diferente. Después de cumplir 65 años, decide que no puede perder el tiempo en hacer cosas que no quiere hacer. Aquí, él se presenta ante el espectador y hace de narrador de su propia historia, habla de lo mundano que llegó a ser, y ya no quiere ser un simple  mundano.

Para la siguiente mitad de la película se aprecia la belleza interior, el amor al arte, la música sacra, la compasión, se habla de la muerte, se experimenta la muerte, se muestran fotogramas oscuros, lúgubres, ya no se muestra la frivolidad aparente y los colores vivos, ahora Gep y sus amigos se muestran humanos, infelices, miedosos, enfermos. Ahora Gep sufre y lo vemos llorar, presencia varias muertes; la pobreza, la humildad y el sacrificio de una monja casi santa. Entonces, ¿Podrá Gep encontrar el motivo para escribir de nuevo? ¿Podrá encontrar la gran belleza?

La GRAN BELLEZA 1

Paolo Sorrentino, hizo sin lugar a dudas una obra de arte en su máxima expresión, muchos la han comparado con la segunda parte de “La dolce vita”. Lo más resaltante de su trabajo es el manejo de las tomas y cámaras, lo que le da mucho movimiento a la película y te transporta junto a sus personajes en el ambiente que se muestra.  Además un guión original atrevido, crudo y audaz,  mucho más crudo que el de su trabajo anterior Le conseguenze dell’amore, por cierto muy recomendada.

La Grande Bellezza se disfruta y mucho. Las conversaciones filosóficas entre sus personajes, las escenas figurativas que se salen del hilo conductor de la historia, ayudan a representar de manera muy teatral, los miedos, la vanidad y la muerte. Estéticamente hablando, es muy  prolija, se muestran las grandes obras artísticas y arquitectónicas de Roma, la belleza física de la mujer italiana, la naturaleza. Por otro lado, el personaje principal Gep Gambardella, interpretado por el actor Toni Servillo, es simplemente exquisito. Personalmente me fascinó su calma, su sinceridad, sus respuestas cortas y sencillas ante preguntas necias, la capacidad de desnudar la falsedad en sus amigos, su sonrisa y expresión frívola, lo odias y lo amas, lo admiras y lo detestas, Gep es uno de esos personajes que no olvidas fácilmente, además que es el centro y todo propósito de la película. Otro aspecto a resaltar, en cada escena aparece alguna monja, en mi opinión, esto es una representación de la pureza en contraste con la belleza frívola que forma parte de la realidad de Roma.

La_grande_bellezza Italia

Finalmente, la película te deja extasiado, te genera un montón de preguntas sobre ti mismo, sobre ¿Qué consideras realmente bello? ¿Qué importa más el dinero o la felicidad? ¿Sacrificio=humildad? ¿Belleza=superficialidad? ¿Qué es lo más importante en la vida para ti?

Información del autor: Carolina Rodríguez es cinéfila, amante del cine y escritora en Hoy vi una película. Admiradora del cine con significado, simple pero profundo. Seguidora del trabajo de Wes Anderson y Woody Allen. Actualmente estudia Ciencias de la Educación mención Inglés en la Universidad de Carabobo, Valencia, Venezuela. 

¡Comparte!

Comentarios

  1. dice

    Se me ha escapado un par de veces. Ahora la ponen lejos d aquí y creo que haré lo que pueda por verla, todo el mundo dice que es maravillosa.
    Un beso

  2. Silvina dice

    Hermosa película. Te desconcierta, te incómoda. El paso del tiempo, la muerte, lo importante, lo accesorio. La belleza en lo inocente. La decadencia de una época, Fotógrafia y sonido excelentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>