Perdidos en la noche (Midnight Cowboy)

(Dirigida por John Schlesinger – USA 1969)

Cuando más buena es el alma de un hombre, menos sospecha la maldad en los otros.

Séneca. 

midnight cowboy jon voight

Al viajar en el bus que lo conduce a New York, Joe Buck (Jon Voight) va recordando su niñez con su abuela y su adolescencia con la joven Annie.

De ser lavaplatos, ahora en la nueva ciudad pretender ser un gigoló, o mejor dicho un vendedor de sexo, a mujeres dispuestas a requerir lo que según él, mejor sabe hacer: amar. De niño la abuela le dijo que era el más apuesto con su ropita de vaquero, él se lo ha tomado tan en serio que ya mayor sigue usando su sombrero, casaca al estilo del viejo oeste y sus botas a lo John Wayne. Él piensa que con esa vestimenta es irresistible para las mujeres.

De arranque le va mal, no liga clientas como él pensaba. Un tipo llamado Enrico Rizzo (Dustin Hoffman) lo observa en un bar, se acerca y empieza a adularlo. Con la confianza ganada, Joe empieza a relatar sus propósitos en New York. Rizzo le dice que lo que necesita un semental como él, es un manager que administre su nueva carrera. Le sugiere contactarlo con un tipo, previo pago de una cifra de dinero. Este es el inicio de una amistad-enemistad-amistad entre estos dos tipos. Lo mejor-peor-mejor aún está por ocurrir.

midnight cowboy dustin hoffman

“Perdidos en la noche” es un filme duro. Joe Buck es el chico de provincia que llega a la capital, pero su ingenuidad es aprovechada por los más audaces. Conforme avanza la película, todos sus sueños se van destruyendo. La ciudad le patea el trasero una y mil veces, sólo le queda, en su peor momento, la sanguijuela de Rizzo, su ayuda, una mano amiga. En el fondo Rizzo se identifica con el muchacho, él también se siente un extraño en esa ciudad, lo tratan mal por su lisiada pierna derecha. Además los dos son unos soñadores: él uno soñando con hacerle el amor a muchísimas mujeres y él otro soñando con largarse algún día a Miami y ahí estar rodeado de mujeres que lo admiren.

La película goza de las magistrales actuaciones de Jon Voight y Dustin Hoffman, ambos impresionantes.

¡Comparte!

Comentarios

  1. dice

    Hola amigo david, efectivamente es una pelicula notable. La escena cuando por error se drogan es estupenda., justamente hice un pequeño articulo sobre cafichos en el cine y ahi lo inclui al personaje de hoffman. suerte con tu nuevo blog.

    • dice

      Impresionante película sobre la soledad, resaltada por la tristeza y cierto patetismo que regalan sus dos protagonistas. Que como dicen están impresionantes. Con un tema musical principal que ya ha pasado a la historia de la música americana. Grandisima película con un final, en fin…Hay que verla si o si. Cuídate

  2. dice

    Una película triste, pero impresionante. No sé si sería igual sin esos dos fantásticos actores que te hacen meterte en la película y te dejan esa sensación de tristeza tan metida en el cuerpo.
    Besotes!!!

  3. dice

    Una pelicula inolvidable, siempre esta en mi corazon. Melancolia y ternura me produce su solo recuerdo, el chico de pueblo, en la fria e indiferente ciudad… . un joven y hermoso Jon Voight.
    Gracias por la recomendacion, ya quiero verla otra vez.

  4. dice

    muy bien elegida la frase de Seneca con la que iniciais la presentacion gran pelicula, en mi estilo de siempre os recomiendo la música de la misma, otra genialidad que se ajusta muy bien a las imágenes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>