Muerte en un Funeral (Death at a Funeral)

(Dirigida por Frank Oz – UK/USA/Alemania/Holanda 2007)

death at a funeral Matthew MacFadyen

La vida no es simple, es complicada. Simplemente nos tocó vivir en un mundo lleno de caos y confusión. Un mundo lleno de preguntas y sin respuestas. La muerte siempre merodeando por las esquinas. Y sólo hacemos lo mejor que podemos. Siempre hay que luchar por lo que queremos en la vida, porque nunca sabes cuánto tiempo vas a estar aquí, ya sea que triunfes o fracases, lo más importante es que lo intentaste. Un padre sólo te señala el camino correcto, igual al final tienes que aprender por ti mismo, tienes que crecer tú solo.

Es el funeral del padre de Daniel (Matthew MacFadyen) y entre los asistentes hay un hombre bajito (Peter Dinklage) que lo mira mucho. A Daniel le incomoda, no lo recuerda de ningún lugar, piensa que seguro es un amigo del trabajo de su padre.

Tanto Daniel como su hermano Robert (Rupert Graves) se encuentran preocupados por la pronta realización de un servicio religioso para despedir a su amado padre. El problema es que aún falta que lleguen algunos invitados. Su madre Sandra (Jane Asher) se encuentra devastada, el tío Victor (Peter Egan) más anda pensando en la relación de su hija Martha (Daisy Donovan) con un tal Simón (Alan Tudyk), por último el primo Troy (Kris Marshall) tiene a su mente abstraída en una metida de pata que acaba de perpetrar “sin querer queriendo”. En estas circunstancias llega el tío Alfie (Peter Vaughan), que ha sido traído por cortesía de unos amigos de la familia, el hipocondríaco Howard (Andy Nyman) y el aspirante a acosador, Justin (Ewen Bremner).

Empieza la ceremonia, va marchando bien, de pronto se ve interrumpida por una confusión. Esta es aprovechada por el hombre bajito para revelar quién es y qué quiere. La sorpresa toma por asalto a Daniel ¿Y ahora qué va hacer?

Death at a Funeral Peter Dinklage Alan Tudyk

“Muerte en un Funeral” es una comedia que, llegado un momento, no paras de reír. Como todas las películas de este género, ocurren situaciones que llevan a confusiones, estas lo que provocan es la hilaridad del espectador. El reparto que compone la película ayuda mucho, no se ven forzados en pantalla con su actuación, si no de lo más naturales. Los mejores momentos de la película son con los diálogos y frases de Matthew MacFadyen, Alan Tudyk y Andy Nyman. El discurso de Daniel, con el que finaliza la película, es memorable.

¡Comparte!

Comentarios

  1. dice

    Si algo borda el cine ingles, es la pequeña comedia, tirando hacia lo negro. Que mas que provocar la carcajada, busca la sonrisa.

    Buena muestra de ello esta película. Que sin duda es…elegante hasta en el esperpento en que termina este…funeral. Muy buena y de las que practicamente gustan a cualquiera. Cuídate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>