Luces al atardecer (Laitakaupungin valot)

(Dirigida por Aki Kaurismaki – Finlandia 2006)

 “El único símbolo de superioridad que conozco es la bondad”

Ludwig van Beethoven

luces al atardecer

Aila (Maria Heiskanen) es dueña de la Salchichería GRILLI. Le gusta vestirse simple, arreglar su rostro lo suficiente para sentirse linda, sin necesidad de que nadie se lo diga. Al fin y al cabo, si ella se siente bien consigo misma, eso es lo más importante. Ella tiene una debilidad, o una enfermedad, está enamorada platónicamente de un cliente que siempre va religiosamente a comprar sus salchichas, un tipo llamado Seppo Ilmari Koistinen (Janne Hyytiainen). No le importa ser no correspondida.

Koistinen es un guardia de seguridad que trabaja para la Western Alarm. Es un “hombre bueno”, “leal”, “incapaz de hacer daño a nadie”, “defensor de las injusticias”. Hay gente que lo jode en la chamba, pero a él no le importa. Es fiel a ser auténtico, no quiere ser como los demás que imitan a todos. Él es como es, no pretende ser otra persona.

Koistinen es engañado por una “mujer mala” (Maria Jarvenhelmi) que lo incrimina en un robo y termina hundido en la cárcel siendo totalmente inocente. Sólo Aila sigue pensando en él, día y noche, hasta le escribe a la cárcel. Él rompe las cartas. Pasado un año en prisión, Koistinen trata de reconstruir su vida, esa de la que todos se burlaban y humillaban en el pasado. Sigue con sus sueños de formar su propia empresa. Aila es la única que cree en los sueños de este hombre de mirada triste (la más triste que he visto en el  cine contemporáneo).

luces al atardecer kaurismaki

Una noche que ha conseguido trabajo de limpia platos, Koistinen descubre la terrible verdad acerca de la “mujer mala” y sus compinches. Va al albergue donde vive, busca una cuchilla y está resuelto a hacer algo. Sin embargo, la vida le tiene preparado otro destino.

Esta película es uno de los mejores films que he visto. Un film acerca de la vida, no la de los finales felices ni la de las caritas pintadas de mentiras, no, esas no. Kaurismaki te presenta la vida misma de esos seres, que habitan este mundo con ideales y que en medio de tanta maldad tratan de sobrevivir, sufriendo y sufriendo pero creyendo que mañana puede ser mejor.

La actriz Maria Heiskanen representa a una mujer que ama hasta el último instante, hasta la última nota, hasta la última tocada, hasta el último suspiro, hasta el último tango de Gardel.

¡Comparte!

Comentarios

  1. dice

    Todavía no la he visto, pero después de la maravillosa ‘El Havre’ tengo que ponerme al día con Aki Kaurismaki. En estos días espero ver ‘La vida de Bohemia’ y ‘El hombre sin pasado’, así que también tomo nota de tu recomendación.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>