Fruto Prohibido (Fruto de Tentación)

(Dirigida por Alfredo B. Crevenna – México 1953)

Fruto Prohibido Arturo de Córdova

El amor es una cosa ideal; el matrimonio, una cosa real; la confusión de lo real con lo ideal jamás queda impune.

Goethe

Marcos Villarreal (Arturo de Córdova) ha escrito una novela llamada “Minu” pero no hay nadie que la quiera editar. Son tiempos difíciles, mucha competencia. El dinero parece acabarse. Sin embargo yendo a una editorial se entera que el dueño acaba de tener una hija, Marcos piensa que este momento de felicidad de aquel hombre es propicio para convencerlo de que su novela es la adecuada para su firma. Este tipo no se encuentra interesado en nada y está molesto porque no sabe qué nombre ponerle a su hija. Marcos le parece un estorbo hasta que le escucha decir que su novela se llama “Minu”. Se enamora del nombre y decide ponerle así a su hija, además nombra padrino a esta futura promesa de la narración.

El escritor se transforma no solamente en un suceso con su novela, la cual es editada innumerables veces, también se convierte en un Don Juan con las mujeres que se mueren por estar con él. Y es que tiene una manera de decir las cosas, que todas se enamoran de cada palabra y frase del escritor.

La vida de Villarreal parece gozar de muchos placeres y como dice él: bien lejitos del matrimonio, aunque le insistan tanto sus fans enamoradas.  Lo que él desconoce es que aquella que alguna vez fue bebé, ahora es la joven Minu (Irasema Dilián) y se encuentra muy enamorada del que es su padrino. ¿Qué ocurrirá ahora con este Casanova Escritor?

Crevenna acierta para escoger en el papel del escritor a Arturo de Córdova, genial en su actuación, quien con gestos, miradas y frases, lo entrega todo. El mujeriego escritor y la joven enamorada, la experiencia versus la impericia y la practicidad versus el idealismo, son una constante en el filme. Hay varias escenas para guardar en el recuerdo, quizá aquella  donde conversan Marcos y Minu luego del baile, en el cuarto de esta última, es la que más me gusta por cómo se hacen los enfoques en los rostros de los actores, para que estos expresen lo que siente cada uno.

¡Comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>