El Gran Truco (The Prestige)

(Dirigida por Christopher Nolan – USA 2006)

Póster El Gran Truco

El mayor de todos los misterios es el hombre.

Sócrates

Robert Angier (Hugh Jackman) es un aprendiz de mago. Alfred Borden (Christian Bale) también lo es, pero hay algo que lo distingue: un talento natural. Trabajan con Cutter (Michael Caine), un ingeniero en el arte del ilusionismo, el cual puede dar lo mejor de sí para ambos y darles consejos, por los años encima con los que carga en el negocio, sin embargo no puede hacer nada con el ego de estos dos hombres. Cada uno quiere ser mejor que el otro, terminan separándose, yéndose cada uno por su lado y buscando competir.

Apuestan por trucos distintos, buscando el lucimiento personal. El público quiere algo novedoso y es así que a Borden se le ocurre un acto llamado “el hombre transportado” que consiste en estar en un lugar y luego aparecer en otro. Ni bien se entera Angier, busca por todos los medios conocer el secreto para él poder realizar el truco. Misión difícil, a sabiendas de que Borden es un tipo muy misterioso. Ahora es cuando empieza una competencia más que dura, obsesiva. Ambos viven obsesionados por el gran truco.

The Prestige

Ya a estas alturas Nolan se va convirtiendo en un grande del cine. Su estilo único, la dirección de actores, los guiones con los que gusta trabajar, los efectos especiales, sus obsesiones como las que tienen los personajes de sus películas,etc. Estamos ante un director genial.

Bale una vez más como en tantas películas suyas, lo da todo. Caine y Jackman lo complementan formidablemente. Uno queda atrapado con la historia, mirando cada detalle, a la espera de algo sacado de la manga, como ocurre con ese final totalmente impredecible.

¡Comparte!

Comentarios

  1. dice

    Es una película, sobre todo, entretenida. Yo pase un buen rato. A veces no es necesario mayores pretensiones y si es con calidad, mejor que mejor. Saludos.

  2. Pia Torres dice

    Es una cinta muy interesante, “El Prestigio” nos oferta una serie de actividades de extrema competición profesional con ánimo de venganza familiar y tono de misterio, por cierto me recuerda a “El Hipnotizador”, una serie de TV, tiene temática similar. En fin, la película tiene una historia entretenida en primera instancia, con diálogos rimbombantes y conjeturas rebuscadas nuestro director ejecuta una obra en fragmentos estilo puzzle pero sin llegar a los extremos, con una cuidadosa fotografía, escenarios planeados con la delicadeza de un gran artífice, maquillaje certero y fidedigno, es obvio que toda la producción se esfuerza por sacar la obra a flote sin el desventajoso desinterés del arrebato, sino con la intención de delicadeza, suspense y tensión, para los amantes de la taquicardia cuya percepción inspecciona hasta al más mínimo detalle, el cual será crucial en la película. Las virtudes de la cinta son evidentes, el guión es una obra escapista/ilusionista con el simple propósito de engañar al espectador y hacerlo sentir diversas emociones; la dirección de actores es exquisita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>