El amor es más fuerte que las bombas (Louder than bombs)

(Dirigida por Joachim Trier –Noruega, 2016)

Louder than bombs

“Me inspiré en conocidos fotógrafos de guerra… pero no es
una historia en torno a la profesión en sí.
Es una historia acerca de la relación entre padres e hijos,
y de las dificultades emocionales de una familia”.
Joachim Trier

En 2013, Trier (Oslo, 31 de agosto, Reprise) fue incluido acertadamente, en la lista de los “20 realizadores” a tener en cuenta por el New York Times. Ahora presenta tras su exitoso paso por Cannes, su tercer largometraje, rodado íntegramente en la ciudad de New York y confiado en un prestigioso reparto. Una cinta bella, elegante, reflexiva, llena de ternura, llena de detalles, casi lírica.

Gene Reed (Gabriel Byrne) es el cabeza de familia. Aunque ahora da clase, parece que tuvo un pasado cinematográfico y que renunció a su carrera por dar cierta estabilidad a los suyos. Aún así, en una conversación con su esposa, se autodefine como “pasivo y aburrido”. Algo injusto para este profesor que sobrevive sin apenas pensar en sus necesidades.

Isabelle Reed (Isabelle Huppert) es la madre y esposa. Famosa fotógrafa fallecida tres años antes. “Pequeña e inteligente” encarna la lucha interna de todo profesional entre su carrera y su familia. Mal resuelta en su caso.

Jonah Reed (Jesse Eisenberg) es el hijo mayor. A pesar de su aparente éxito, acaba de ser padre y es profesor en la universidad, está perdido. Parece ser el que más entiende pero es el que más miente. “Pequeño e inteligente” como su madre, acaso heredó también sus mismos miedos.

Conrad Reed (Devin Druid) es el hijo menor. Con esa imagen de adolescente rebelde e intransigente, será el más valiente. Personaje dotado de una profunda sensibilidad, es el vector con el que todos chocan, pero tras la colisión, violenta e hiriente, acaso se reordenen las trayectorias de todos.

Hablamos pues, de reconciliación entre la verdad y el recuerdo, de reconocimiento entre sentimientos de culpa y palabras no dichas. Todo se junta y todo estalla: la pérdida, el fracaso, el desamor, la traición… Pero lo fascinante de esta obra, es que protagonistas y espectadores, son rescatados como en un sueño, sembrando de forma poética, un poco de esperanza en cada dolor.

“Ya aprenderemos” son las palabras de la nueva madre que pide paso.

Sobre el autor: Mar G. Hortelano es licenciada en Filosofía y Letras por la Universidad Autónoma de Madrid. Interesada por la relación entre la literatura y el cine cursó los doctorados de Historia del Cine y de Géneros Literarios respectivamente. Su pasión por la traducción y la cultura escandinava http://ardescandinavia.blogspot.com/ le ha llevado a especializarse en literaturas y cinematografías nórdicas colaborando actualmente con varios medios.

¡Comparte!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>